Menú Cerrar

BURGOS “Cierra la puerta que se escapa el gato”

En las noches de invierno, cuando soplan los vientos del noreste es por Burgos por donde entra todo el biruji.  Una ligera brisa gélida puede ponerte de punta los pelos de la nuca y helarte hasta los huesos. Entonces piensas, o incluso dices en voz alta: “Cierra la puerta que se escapa el gato”


Niquis del Páramo BURGOS-GATO-FONDO GRIS-OSCURO